Siganme los buenos :)

martes, 10 de mayo de 2011

En donde estés... espero que regreses...



 Continúo sentado en la misma estación, en la banca de siempre. Me gustaría decir que te extraño tanto sin dificultades para hablar porque hace tanto que no te apareces. Creamos una vida que no pudo realizarse si no hubieramos intervenido.
No sé si ya te lo había decho, pero no quería que te fueras así. En donde sea que estés, quiero que pienses en mí pero no puedo obligarte.




No sé lo que voy a hacer, no estás tomando mi mano cuando intento cruzar este estrecho puente. No puedo buscarte, pero sí esperarte.
Te necesito más yo a tí, que tú a mí. Nunca se me pasó por la mente que te irías sin una palabra. Un pedazo de papel no es lo mismo que escuchar las palabras salidas de tu boca.

Sigo esperando sentado a que las puertas del tren se abran y que estés a punto de salir.
Nunca te dije que te quería, tú lo sabías y actuabas como si ya te lo hubiera dicho. Las disculpas que tanto me pesan no pueden estar escritas, necesitaría decírtelas en persona.

Tú lo sabes tanto como yo. Sabes lo que pienso cuando me siento mal y tratabas de consolarme sin sentirme vulnerable, todos estaban equivocados a excepción de mí según lo que me decías.

Tienes que regresar a tu hogar algún día de estos, te he estado esperando y no te veo llegar. Vas a regresar aunque siga esperando impacientemente por más días y meses.
Cuando te conocí nunca pensé lo que sucedería, no me importó más las consecuencias de cada cosa que yo hacía.

 
Por favor regresa, tienes que estar conmigo como lo habías prometido con la sinceridad que nunca pudo abandonarte porque te aferrabas a ella como si fuera toda tu vida. Dijiste que yo era tu razón para olvidar los errores que todos cometen pero yo hacía que fueran inexistentes. Vas a volver conmigo en cuanto llegues, de algo habrá servido esperarte por mucho.




1 comentario:

Encarni dijo...

Es precioso tú blog :)
Ya te sigo!
Pásate pro el mío : http://encarni-nadieesperfecto.blogspot.com/